1.27.2013

¡Nuevo adelanto de Princesa Mecánica!

"¿Por qué?" preguntó Gabriel. "¿Por qué estás tan seguro que el bando de Charlotte es el correcto?"

"Porque el de nuestro padre no lo es," dijo Gideon. "Porque conozco a Charlotte. Porque he vivido con esta gente durante meses y son buena gente. Porque Charlotte Branwell solo ha sido buena conmigo. Y Sophie la adora."

"Y tú quieres a Sophie."

La boca de Gideon se tensó.

"Ella es mundana y una sirvienta," dijo Gabriel. "No sé qué pretendes que salga de todo esto, Gideon."

"Nada," dijo Gideon toscamente "No espero nada. Pero el hecho que creas que debería demuestra que nuestro padre nos hizo creer que deberíamos hacer el bien solo si se obtiene recompensa como resultado. No voy a traicionar la palabra que di a Charlotte; esta es la situación, Gabriel. Si no quieres ser parte de esto, puedo enviarte a vivir con los Blackthorns. Pero no voy a mentir a Charlotte."

"Sí, lo harás," dijo Gabriel. "Ambos vamos a mentir a Charlotte. Y te diré por qué."

---------------------------------------------------------------

"Will". Tessa le cogió por la muñeca. "No me abandones ahora, no me dejes siendo la única que todavía tiene esperanzas. No puedo hacerlo sin ti."
Cogió aire profundamente, medio cerrando sus ojos azules ensombrecidos.


"Por supuesto que no. Ayudaré. Continuaré. Es solo..."

Se le quebró la voz, girándose. La luz que vino a través de la ventana de encima iluminó sus mejillas y mentón y la curva de su mandíbula.

"¿Solo qué?"

"¿Recuerdas qué más te dije ese día en el salón?

---------------------------------------------------------------

La rabia afloró en Tessa y consideró golpear a Woolsey con el atizador tanto si se acercaba a ella como si no. Se había movido muy rápidamente durante la ducha de Will, y no le gustaban sus posibilidades.


"No conoces a James Carstairs. No hables de él."

"Le quieres, ¿verdad?" Woolsey hizo que sonara desagradable. "Pero también quieres a Will."

Tessa se congeló. Ella sabía que Magnus conocía el afecto de Will hacia ella, pero la idea de lo que ella había sentido por él de vuelta estaba escrito en su cara era demasiado aterrador para contemplarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! ¿Vas a comentar? No sabes la alegría que me das. Gracias a vuestros comentarios mis ganas aumentan y hacen de este rinconcito algo muy especial. Todo tipo de comentario agresivo u ofensivo será inmediatamente borrado.
Si cogen la información no se olviden de mencionar por favor.
No spams por favor.
¡Gracias por todo!